Azoospermia en un canino asociado a hipotiroidismo

 

La azoospermia se define como un eyaculado completo sin presencia de espermatozoides

Lizeth Guerra G. – DMV (1)

Claudia Jiménez E. – DMV, msc, dvsc, DACT (2)

(1), (2) Universidad Nacional de Colombia – Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, Clínica de Reproducción Animal

Llega a la Clínica de Reproducción Animal de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad Nacional de Colombia, un canino macho de raza Setter Irlandés de 7 años de edad, para evaluación de la calidad del semen para inseminación artificial de una perra que se encontraba en estro. El perro tenía historial de hipotiroidismo desde los 3 años. A la evaluación reproductiva se observó reducción del tono testicular, además de ausencia de espermatozoides al evaluar la segunda fracción del eyaculado (fracción espermática), por lo que se plantea como diferencial, azoospermia. Para confirmar este hallazgo se realizó medición de fosfatasa alcalina (FA) en plasma seminal, obteniéndose una concentración de 88.700 U/L (niveles seminales de FA mayores a 5.000 U/L confirman una eyaculación completa). Se correlaciona la azoospermia a una causa pre-testicular por el histórico de hipotiroidismo.

Introducción

La azoospermia se define como un eyaculado completo sin presencia de espermatozoides. La historia de machos con esta entidad, es de infertilidad. Al examen clínico del macho se puede observar líbido normal y los testículos pueden ser normales en apariencia y consistencia, o verse flácidos y/o de consistencia dura.

La incidencia de la azoospermia se estima en 35%. Se reporta tanto en perros de raza pura como mestizos y se sospecha heredabilidad, especialmente en perros labradores y terriers escoceses. El rango de presentación va desde 1,5 a 8 años.

La azoospermia se clasifica según su causa en tres tipos: pre-testicular (por causas endocrinas), testicular (lesiones directas sobre el testículo), y pos-testiculares (debidas a obstrucciones en el trayecto del eyaculado).

Para llegar al diagnóstico de esta patología en perros, se debe evaluar la segunda fracción del eyaculado, que es la fracción que contiene los espermatozoides, donde se debe confirmar que lo que se está evaluando es una eyaculación completa y no líquido prostático. Se puede corroborar con la medición de carnitina o fosfatasa alcalina en plasma seminal, que son compuestos de origen epididimal. Es ideal realizar dos colectas con intervalos de dos horas, en presencia de una hembra en celo para garantizar una adecuada estimulación sexual del macho. Las concentraciones de fosfatasa alcalina en plasma seminal mayores a 5000 U/L indican una eyaculación normal, mientras que <5000 U/L, se asocia con la eyaculación incompleta.

Haciendo énfasis en las causas pre-testiculares de azoospermia, las cuales se dan por alteraciones de tipo endocrino, se plantea el hipotiroidismo como causante de esta entidad reproductiva, causando infertilidad, disminución de la libido, atrofia testicular, oligospermia y azoospermia, disminución del volumen del eyaculado, y mala calidad seminal. Existen pocos reportes que corroboren la asociación entre la presentación de hipotiroidismo y la manifestación de azoospermia.

Historia

Macho entero sin historial de montas; hace cuatro años fue diagnosticado con hipotiroidismo y es tratado con tiroxina (dosis y producto desconocido). Le realizaron una cirugía para extraer una masa localizada en la cara lateral del muslo del miembro posterior izquierdo (MPI), aunque no se reportan fecha del procedimiento, ni qué tipo de masa fue extraída. Se alimenta con concentrado, vacunación al día, vermifugación no reporta.

Examen clínico

Al examen clínico se encontró un animal alerta, de temperamento dócil; T°: 38.8°C (38-39°C); FC: 128 ppm (60-140 ppm); FR: jadeo (15-30 rpm); MM: rosadas; TLLC: 2” (2-3 segundos); CC: 4/5. Se observa reblandecimiento testicular, alopecia leve en la región dorsolumbar con descamación, y otra zona alopécica marcada circular de aproximadamente 4×4 cm de diámetro en la cara lateral del muslo del MPI.

Examen reproductivo

Se realizó colecta de semen para evaluación, separando las tres fracciones del eyaculado; la fracción espermática se observó de color transparente levemente turbio (figura 1), se realizó extendido de esta fracción y no se observó presencia de espermatozoides en el extendido (figura 2); se medió FA 88.700 U/L, se confirma eyaculación completa. Se realizó ultrasonografía abdominal, en la que se evidenció los testículos con parénquima homogéneo (figura 3), próstata normal (diámetro lóbulo izquierdo 28,3mm, lóbulo derecho 17,1mm) parénquima homogéneo (figura 4).

Figura 1. Eyaculado. Se observan las tres fracciones del eyaculado en orden (1. Prespermática (prostática). 2 Espermática. 3. Postespermática (Prostática). Todas de color transparente semiturbio.

Figura 2. Extendido del eyaculado de la fracción espermática. No se observan espermatozoides (Vista 40x)

Figura 3. US Testículo. Testículo izquierdo parénquima homogéneo

Figura 4. Próstata normal (diámetro lóbulo izquierdo 28,3mm, lóbulo derecho 17,1mm)

Debido a la ausencia de espermatozoides y a los hallazgos del examen reproductivo, se confirma azoospermia y se descarta el eyaculado obtenido del macho.

Discusión

La azoospermia es un eyaculado de plasma seminal carente de espermatozoides. Para llegar al diagnóstico de esta patología se debe llevar una adecuada historia y realizar un correcto examen clínico, dentro del cual es importante que al realizar la colecta se evalúe la segunda fracción del eyaculado, ya que ésta es la que contiene los espermatozoides. Para esto es ideal realizar varias colectas en presencia de una perra en celo con el fin de garantizar una adecuada estimulación sexual del macho. En este caso, el perro se iba a utilizar para inseminar una perra en el día 14 del sangrado, por lo que la estimulación fue adecuada.

El resultado del examen reproductivo de este caso mostró un animal con libido normal; sin embargo la consistencia de los testículos no era la adecuada, por lo que se planteó una posible degeneración testicular. Se decidió realizar ultrasonografía para evaluar el parénquima testicular y descartar alguna alteración del tejido. No se observaron alteraciones, el parénquima testicular fue homogéneo. También se evaluó la próstata para descartar un posible proceso hiperplásico de este órgano, el resultado fue una próstata de apariencia normal y tamaño adecuado para el tamaño del perro.

Al evaluar el eyaculado, la segunda fracción se observó de color transparente semiturbio y al hacer la evaluación microscópica no se observaron espermatozoides; se decidió hacer un extendido con tinción de Wright, donde se confirmó la ausencia de los espermatozoides en el eyaculado. Se plantea como diferencial azoospermia.

En el caso de este perro, se midió FA dando como resultado una concentración de 88.700 U/L en plasma seminal; con base en este resultado se confirma una eyaculación completa (>5000 UI/L), por lo tanto la fracción que fue evaluada era la fracción espermática, y se confirma el diagnóstico de azoospermia.

Para obtener el diagnóstico de esta entidad, se debe llegar a la causa de la azoospermia, la cual se clasifica en tres tipos:

  1. Pre-testicular: Se da por alteraciones de tipo endocrino, como hipotiroidismo, síndrome de Cushing, exceso de esteroides en animales con hiperadrenocortisismo, animales que reciben por periodos prolongados terapia con dosis altas de glucocorticoides, hipopituitarismo, fiebre, hernia inguinal o escrotal.
  1. Testiculares: Aumento de la temperatura testicular debido a la hernia escrotal o fiebre prolongada, criptorquidia bilateral, intersexuales, hipoplasia testicular, lesiones (traumatismos, orquitis), y neoplasia testicular.
  1. Post-testiculares: Involucra las condiciones que causan obstrucción a la liberación de los espermatozoides durante la eyaculación, incluyendo aplasia segmentaria del epidídimo y espermatocele.

Cuando la concentración de FA es mayor a 5000 UI, se deben considerar causas pre y testiculares y se deben descartar por la historia y examen físico.  En cuanto a las causas pos-testiculares, los defectos del epidídimo se diagnostican por palpación o por ultrasonografía.

Para este caso, no se observaron alteraciones a nivel testicular, ni defectos a nivel de epidídimo, por lo que se plantea con base en la historia y en los hallazgos clínicos de alopecia leve en la región dorsolumbar, el hipotiroidismo como causa de azoospermia.

El hipotiroidismo se considera dentro de las causas pre-testiculares que llevan a azoospermia, y es el trastorno de la tiroides más común en perros. Los signos clínicos incluyen letargo, debilidad, obesidad y alteraciones dermatológicas, como la alopecia, seborrea y pioderma; además incluye trastornos neurológicos y de infertilidad.  Los reportes de esta entidad y sus efectos reproductivos en el macho canino no han sido ampliamente estudiados. A nivel reproductivo el hipotiroidismo se relaciona con varios signos clínicos que incluyen disminución de la líbido, atrofia testicular, oligospermia y azoospermia, disminución de volumen del eyaculado y mala calidad seminal. En este caso el canino mostraba los signos característicos de hipotiroidismo como son las alteraciones en piel, y en cuanto a lo reproductivo, se observaron los testículos de consistencia flácida, mala calidad seminal y finalmente azoospermia.

Las hormonas tiroideas afectan los procesos metabólicos en todos los sistemas del cuerpo, por tal razón se espera un cambio en la función reproductiva en un paciente con hipotiroidismo manifiesto. Sin embargo, un estudio prospectivo de seis perros Beagle macho con hipotiroidismo inducido, no mostró disminución de la libido o la calidad del esperma en un período de 2 años.  En este caso el perro se remitió para revaluar el tratamiento con tiroxina, y quedarían pendientes controles para evaluar su función testicular. Sin embargo se sospecha de degeneración testicular, lo cual puede ser una secuela definitiva de la enfermedad.

Bibliografía disponible en geneticacaninacolombiana@gmail.com

azoospermia

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Volver