Enfermedad periodontal en perros y gatos

Javier Fernando Rivas Guerrero

M.V. ULS

Especialista en Odontología y Cirugía Maxilofacial Veterinarias

Universidad Complutense de Madrid

Annahín M. Giacometto B.

M.V. U.D.C.A.

Directora Científica

Invet S.A.

La enfermedad periodontal es una de las patologías de mayor consulta en la práctica veterinaria. Cerca del 95% de los gatos con más de 2 años de edad están afectados, siendo la principal causa de la pérdida de dientes en ésta especie; más del 80% de los gatos mayores de 4 años padecen enfermedad periodontal. En perros, se presenta en aproximadamente en el 85 a 95 %, desde los 4 años de edad, en adelante.enfermedad periodontal 

Usualmente, el propietario percibe mal aliento (halitosis) en su mascota, pero no siempre es éste un motivo de consulta, pues lo consideran como “algo normal”. Sin embargo, en algunos pacientes, es el primer signo o el signo de alarma frente a un proceso periodontal. Algunos pacientes pueden presentar “encías sangrantes” (gingivitis), dificultad para comer (por dolor en el proceso de masticación) incluso, depresión general. Es entonces cuando se convierten en signos de consulta para el propietario y la mascota es llevada al Veterinario.

Enfermedad periodontal

De manera normal, la boca de las mascotas contiene una alta cantidad de bacterias; sin embargo, en los casos en los que se presenta un desbalance, las bacterias proliferan y, junto con partículas de alimento y saliva, se acumulan en la encía, formando una delgada capa llamada placa, la cual se convierte en un excelente medio para una mayor proliferación bacteriana. Si la placa no es removida, se acumula y mineraliza, convirtiéndose en cálculos o sarro dental; es entonces cuando empieza la enfermedad periodontal, que generalmente se caracteriza por inflamación y sangrado de las encías (gingivitis) y que puede ser reversible siempre y cuando se trate a tiempo. Si dicha inflamación no es controlada de manera efectiva, se pueden afectar la encía, los ligamentos periodontales, el alveolo dentario e incluso la raíz del diente produciendo, entre otras, la pérdida de piezas dentarias.

Algunos de los signos más comunes de problemas dentales son:

Mal aliento (halitosis).

Dolor en general de la boca del animal.

Dificultad para comer.

Dientes flojos o pérdida de dientes.

El animal puede frotarse el hocico de manera frecuente.

Encías sangrantes.

Sarro amarillo o café en los dientes.

Babeo constante (sialorrea)

Los procesos periodontales mal cuidados pueden acarrear complicaciones tales como: abscesos periodontales y bacteremia, o pueden ser la causa de fallas en hígado, riñones o corazón, así como de una depresión de la medula ósea, concluyendo con pérdida de peso y una pobre condición física general del animal.

Factores predisponentes a problemas dentales:

 Edad: Se presenta comúnmente en animales de edad avanzada (adultos y adultos mayores).

Alimento: Aquellas mascotas a las que se les suministran alimentos de consistencia pegajosa o golosinas, acumulan más rápido placa y por lo tanto sarro en sus dientes.

Raza: Las razas que de manera genética tienen los dientes apiñados (generalmente razas pequeñas y braquicefálicas), son más propensas a sufrir ésta enfermedad.

Limpieza: ¡la clave para la salud oral!

Desde el momento en que llega un cachorro a consulta, el Médico Veterinario o el personal encargado de brindar la información inicial a los propietarios, deben manifestar la importancia de la limpieza oral de forma rutinaria. Si las mascotas ya llegan a consulta con una edad avanzada, el Médico Veterinario es quien debe realizar un diagnóstico primario (evaluación) para valorar qué procedimientos son necesarios a tomar para limpiar los dientes, pues si ya hay presencia de cálculos o sarro dental, éstos solo se pueden retirar mediante un proceso quirúrgico (bajo anestesia general). En la mayoría de los casos y siempre a criterio del Médico Veterinario, se hace necesario el manejo de antibióticos orales, pues de esta forma se evitan complicaciones posteriores al procedimiento que implica sangrado y remoción de grandes cantidades de bacterias que se acumulan en la cavidad bucal; en algunas ocasiones, si la enfermedad periodontal está muy avanzada, puede ser necesario el retiro de piezas dentarias que no se logran recuperar (exodoncias).

Una vez se haya retirado todo el cálculo dental, es necesario mantener excelentes cuidados orales, pues los dientes, las encías y la cavidad bucal, en general, quedan expuestos a sufrir nuevamente éstas dolencias; es entonces cuando la limpieza con un Gel Oral y el uso de cepillos dentales especiales para mascotas entran a cumplir un papel importante en el cuidado del animal. Se ha logrado establecer que un perro o un gato al que se le practica de manera rutinaria la limpieza dental, puede llegar a vivir hasta 5 años más, mejorando, entre otras, la calidad de vida al ser adulto mayor.

La limpieza dental es un procedimiento netamente de adaptación y rutina, tanto por parte del propietario como por parte de la mascota; el acostumbramiento puede tardar hasta un mes, dependiendo tanto de la constancia del dueño como del temperamento del gato o el perro. Se recomienda iniciar este proceso desde cachorro, simplemente tocando su boca con suavidad, sin sujetarla, para que así acepte la manipulación tranquilamente; algunos expertos en comportamiento recomiendan dar una recompensa, que puede ser comida, o simplemente mimos y caricias.

Poco a poco el perro o el gato se irán acostumbrando y aceptando que el propietario meta sus dedos en la boca, recompensándolo, siempre con un poco de comida, galletas para perro y caricias cada vez que permita hacerlo; una vez se logre esto, se puede empezar a frotar sus dientes con un algodón o gasa empapado con Oral Care, gel dental diseñado para mascotas (es seguro al tragarlo y no requiere ser enjuagado).

Cuando la mascota acepte por completo la manipulación en su boca, se puede empezar a usar un cepillo de dientes para perros y gatos, asegurándose de no frotar demasiado, pues puede irritar las encías. El cepillo ideal para ésta etapa es uno tipo dedal, ya que permite mejor manipulación y control; de ésta forma será más una “caricia” que un cepillado. Este tipo de cepillo, además, es el que se emplea de mejor forma para limpiar los dientes frontales del animal.

Si se hace de esta actividad una rutina de cinco minutos al menos una vez a la semana, la mascota se habrá acostumbrado a las inspecciones orales y al cepillado de dientes.

Para obtener una mejor limpieza de los dientes del animal, se recomienda utilizar cepillos especialmente diseñados para mascotas, puesto que su boca, por la disposición anatómica, tiene dientes que no son de fácil acceso. Es entonces cuando se hace necesario el empleo de un Cepillo de Cabo largo, con cabeza en forma de diamante y cerdas suaves, que permite cepillar los molares y premolares, tanto por dentro como por fuera, así como el uso de soluciones a base de Clorhexidina.

La mayoría de los productos dentales para mascotas tienen como principio activo la Clorhexidina Gluconato, la cual es un agente antiséptico de acción bactericida y fungicida que pertenece al grupo de las biguanidas; se puede usar de manera rutinaria, por lo que no es obligatorio presentar problemas bucales para utilizarla de manera segura, pues en la rutina diaria de las mascotas se puede lograr una buena higiene oral, ayudando a disminuir y a controlar la placa bacteriana, evitando la aparición de caries e inflamación de las encías, manteniendo la boca sana. Es un antiséptico ideal, debido a su persistente actividad sobre las mucosas con el uso continuo, un efecto muy rápido, una mínima absorción y baja toxicidad. La clorhexidina se debe utilizar de manera ideal entre en una concentración del 0.2%, concentraciones en las que es muy seguro para usar y continúa su liberación por un período de 48 a 72 horas posterior a la limpieza. En caso de utilizar Hexocleen spray, se deberá preparar una dilución de 1 ml del producto por cada 9 ml de agua; éstas diluciones se deberán utilizar en el menor tiempo posible para mantener la eficacia de la Clorhexidina.enfermedad periodontal 

Tips para la higiene oral de las mascotas

  • Idealmente usar productos especiales para mascotas pues los de humanos pueden ser dañinos o incluso tóxicos para perros o gatos: Las cremas dentales que se emplean diariamente en las personas pueden ser nocivas para las mascotas ya contienen formulaciones que al ser ingeridas por el animal pueden generar irritación del estómago.
  • No todos los cepillos dentales son recomendados para las mascotas: Algunos pueden tener las cerdas muy duras, otros, pueden irritar las encías por ser muy grandes. Es primordial escoger bien el cepillo ideal que se va a utilizar para la limpieza de los dientes de la mascota (perro o gato), dependiendo de su tamaño.
  • Otros productos de limpieza dental y que pueden ayudar a mantener la salud oral del perro o gato son los juguetes “limpiadores”: Estos son juguetes masticables diseñados especialmente para limpiar los dientes de las mascotas. También existen los que vienen con finas cuerdas, que, además de estrechar el vínculo propietario-animal mediante el juego, le sirven como de “seda dental”. Con éstos se debe tener cuidado de no dejárselos todo el tiempo, ya que podrían destrozarlos y tragarse los pedazos.
  • Dieta sana, dientes sanos: Preferir las dietas duras (concentrados) para la mascota; éstas dejan menos residuos entre los dientes, los fortalecen en su proceso de masticación y están especialmente diseñadas para perros y gatos. Se pueden encontrar galletas y dietas especialmente diseñadas para el cuidado de los dientes de la mascota.
  • Visitar regularmente al Médico Veterinario: El profesional Veterinario es la persona idónea para brindar la asesoría necesaria, además de realizar chequeos periódicos que mantendrán en perfecto estado la salud general de las mascotas, perro o gato. Se recomienda siempre, antes de comprar cualquier producto de higiene oral, consultar con él, quien indicará cuáles son los mejores y más seguros para cada animal.
  • Crema dental + solución de clorhexidina: El uso alterno y conjunto de gel dental y la solución de clorhexidina al 0.2% permiten obtener unos mejores resultados en el control y tratamiento de los procesos periodontales en perros y gatos.

Enfermedad periodontal 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Volver